Pescas

"Para mí fue siempre el mar un confidente,un amigo que absorbe todo lo que le cuentas sin revelar jamás el secreto confiado y que da el mejor de los consejos: un ruido cuyo significado cada uno interpreta como puede"


Seguidores

lunes, 13 de diciembre de 2010

Sonó el despertador


Pues eso que hay que aprovechar los dias que uno tiene libres.Anoche piqué con una tijera los trozos que me sobraron de sardina y paparda, los mezclé con arena, harina de pescado y aceite de sardina y al relente en la ventana.La idea era (con el permiso de mis huesos)ir a una zona cerca de casa que es querenciosa de lubinas, sobre todo en ésta época, los amigos que andan al palangre por la zona me informaron que no se les estaba dando mal la cosa.




El sistema es sencillo aunque hay que tener paciencia,se pescan cuando la mar lleva bajando dos horas, de arrastre, como por aquí lo llamamos, y consiste en ir echando cada poco tiempo cuatro o cinco trozos de sardina, ha habido dias en que las he visto como locas y no han picado, y otros en las que no se las ve y sin embargo comen.Utilizo boya y poco calo,encarno con un trozo de sardina o con mulata, ésta picó a la mulata,otra se me largó pues no llevaba el cepo y partió la línea, que engorde, que hay más albas y ya nos volveremos a encontrar

No hay comentarios:

Publicar un comentario